24/7/06

Olga


No me la quito de la cabeza. Que tristeza. Releyendo su blog, veo la última entrada. Un video genial. Olga feliz, y Manu adorándola, eso se nota. Que cosas tiene la red... que hace sentir tan cerca a colegas que no conocemos.
Parece mentira...

Cuanta dicha y cuanta tristeza reunidas en unas pocas páginas.

No termino de creérmelo.

La jefa dice que las casualidades no existen... que todo sucede por alguna razón, en principio incomprensible para nosotros... Pero malditos sucesos !!!

Almudena llegó a su vida al día siguiente de morir Astor, el samoyedo. Yo vine porque el teckel Rui Mendo dejó, en su inmensa generosidad, un sitio disponible. Entretanto también se fue Candi...

Con estas pérdidas (y las anteriores) juró y perjuró que no más peludos en casa. Que ella no podía soportar una y otra vez la pérdida de sus amigos. Que todo tenía un límite... Pero...

Cuando vió a Almudena vagabunda, se le encogió el corazón, y una buena amiga dijo... llevatela a casa. Cuidarla será la mejor manera de mitigar el dolor por la pérdida de tu perrito... y cuando oyo mi historia en una cadena de radio, supo que tenía que traerme con ella... sin pensarlo más. Sin sopesar que, por ley de vida, volvería a pasar pos los mismos malos tragos.

Comentando con el vete para que viniera a verme el día de mi llegada éste le dijo... ¿sabes lo que estás haciendo? ¿no recuerdas cómo sufriste por Rui? Ella dijo... no pienso implicarme, solo estoy dando buena vida a un perro que lo necesita, y si no la sacamos adelante... pues no pasará nada. Rui era Rui y no volveré a sentir lo mismo.

Que tontería !!! ¿que no se ha implicado??? ;-)

Desde luego que cada uno somos diferentes, que algunos conectamos más diréctamente con los bípedos que otros ... que tenemos una personalidad más marcada... que somos personajes. Pero todos ocupamos un lugar irrellenable en su corazón.

Hoy la historia de Olguita le está haciendo pensar mucho... llorar más de lo que es lógico y como siempre maldecir el binomio perros-coches, porque aunque no lo tiene claro, cree que esa es la razón de la partida de Olga.

Maldito entorno hostil para los animales.

Y de nuevo para Manu, muchas patitas.

Curioso este mundo virtual...

2 comentarios:

spooky-van-kenovich dijo...

Bona tarda noia, ningun problema con los campuseros, peor era cuando andaban por la ciudad de las ciencias que ande curra el jefe, aquello si que era de locura, y al pobretico mio lo llevaban de puto craneo, ahora andan aqui al laico pero no estorban, la autopista nos protege, algo bueno tenia que tener, patetas bonica

Manu dijo...

Gracias por tu apoyo Adela, como no podía ser de otra manera, estoy aun conmocionado, hasta el punto de pasarme las horas fuera de casa por que sé que cuando llegue no la oire llamarme desde su cuarto, pero como todo en la vida está ahí por algo, y no me rendiré en esta empresa, tengo demasiada energía y amor para desaprovecharlo, sé que Olga lo habría querido así.